0

Primeros días en Balí

Bali forma parte del conjunto de islas que componen el archipiélago Indonesio, compuesto por más de 15.000 islas, y tiene la particularidad de ser el cuarto país más poblado del planeta.

La “Isla de los Dioses”, como también suele denominarse a Bali por la cantidad de templos que posee y lo fervientes que son los balineses. A diferencia del resto de la República Indonesia (85% de musulmanes) la mayor parte de su población practica el hinduísmo que tiene la particularidad de ser diferente al practicado en India ya que posee una combinación de las distintas religiones que a lo largo del tiempo se practicaron en la isla y en las islas vecinas de gran influencia, sobre todo Java . Por tanto, se puede decir que los balineses crearon su propia religión que difiere a la de cualquier otro lugar en el mundo. Nadie cuestionaría entonces, que si bien el contorno de la isla puede conocerse en poco más de un día, adentrarse y sumergirse en la complejidad de la cultura, la religión y el arte balinés lleva mucho tiempo más.

Hoy nos aventuraremos sobre algunas comidas típicas, compartiremos algunos de los sitios y los platos que tuvimos oportunidad de probar. La mención a la religión en este sentido marca algunas particularidades del pueblo balinés,  pensando en su alimentación por ejemplo, pueden comer carne de cerdo o tomar cerveza sin ninguna restricción.

De dicha particularidad deriva que uno de los platos más típico de la isla sea el cerdo asado (Babi Guling), los cuales pueden encontrarse en restaurantes o en los cientos de puestos que es posible encontrar al recorrer sus calles y rutas. Otro de los componentes protagónicos de la cocina Balinesa es el arroz (nasi), que a su vez es uno de los pilares de su economía. En este sentido forma parte del menú diario Balinés, que puede elaborarse frito o hervido, y es acompañado siempre con verduras, carne o pescado.

En nuestra visita pudimos probar algunas de sus especialidades, como así también algunas versiones de comida occidental. Luego de conocer el templo Pura Ulhur Uluwato, al sudoeste de la isla almorzamos en uno de los puestos que se encuentran a la salida. Aquí probamos dos platos, el primero (Mie Goreng Ayam) consistía en un plato de fideos con verduras y trozos de pollo o mariscos con un huevo por encima, que viene acompañado, como varios de sus platos por pepinos para bajar el “picor” que caracteriza a sus comidas.

 

El otro plato probado, consistía en una porción de arroz blanco con una pata de pollo frita que se acompañaba con una salsa picante (muy picante de hecho), servida por separado para agregarle a gusto y también incluía unos pepinos que siempre dejábamos para refrescar el paladar al final.

Más adelante en nuestro viaje, de camino a Ubud frenamos en un pequeño comedor al costado de la ruta donde volvimos a probar una variante del primer plato que mencione más arriba, pero en este caso el principal ingrediente era el arroz, al cual acompañé con un zumo de mango, muy natural pero no era de los mejores. Sin embargo, allí gastamos para comer seis adultos unos $ 245 (ARS), lo que nos resultaron menos de 2,5 USD para cada uno.

Mie Goreng Ayam

En este lugar algunos de nuestros acompañantes que deseaban comer algo mas tradicional (desde nuestro punto de vista occidental) y pidieron una hamburguesa de pollo (según nos dijo el mozo) que era muy diferente a lo que estamos acostumbrados; les comparto la foto para que puedan estimar de que se trata.

«hamburguesa de pollo»

Luego, una vez llegados a Ubud consultamos sobre algún restaurant en nuestro alojamiento y nos recomendaron probar en “Warung Biah Biah”. De este sitio pueden encontrarse muchas opiniones al respecto, pero por nuestra experiencia diré que la comida llego rápido, aunque se sirvió fría.

Por otra parte, gastamos para seis adultos unos $ 600 (ARS) lo que representaría casi 6 USD por persona, no era de los más económicos aunque hay que considerar que tomamos varias cervezas (Bitang, nuestra predilecta en Bali), y si sirve de criterio, encontramos muchas personas cenando e incluso esperando para hacerlo en este lugar por lo que era un desafío para el tamaño de nuestro grupo.

Kare Ayam y el Babi Kecap

Allí, decidimos probar una combinación de distintos pequeños platos, que se muestran en la foto a continuación de los que más y menos nos gustaron. Algunos eran realmente muy sabrosos, como el pollo con curry, llamado Kare Ayam y el Babi Kecap, trozos de cerdo con una salsa de soja dulce. Sin embargo el mani frito dejo mucho que desear, realmente tenía muy poco sabor.

Mani

 

Suscríbete gratis al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pedro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *