2

Una visita al mayor campo de exterminio, Auschwitz

Sólo en Alemania durante los años 1936-1945 hubo 15 campos de concentración. Auschwitz principalmente comenzó como un campo de concentración, teniendo como prisioneros a gitanos, homosexuales, y personas con distintas ideologías políticas. Luego, como cada vez, existían mayor cantidad de prisioneros, agregando a los judíos ahora, que provenían de distintas partes de Europa, se debió abrir otro campo, a metros del primero, denominado Birkenau o Auschwitz 2. Estos dos campos, que en realidad, en ese momento era uno solo, se convirtió en el mayor campo de exterminio nazi. Existía una gran red ferroviaria, que conducía a este lugar.

Los prisioneros de otros campos, eran trasladados a Auschwtiz

Este lugar fue uno de los que más me movilizó en todo el viaje, por el ambiente que se respira, y por ver todo lo que pasó esa gente que estuvo allí como prisionera.

La entrada al lugar cuesta aproximadamente (€10.5), esta incluye un tour a cargo de una persona que habla español, aunque hay visitas en 18 idiomas distintos.

A la hora de entrar si tienen una mochila vayan a guardarla a los lockers, en mi caso, una vez echa una gran cola para entrar, me dijeron que la tenía que guardar, y cuando regrese la guía hacía 5 minutos que había empezado con sus explicaciones.

A este lugar llegamos en auto desde la ciudad de Breslavia, Polonia. Dejo acá el link

Ya adentrados en la visita, conocimos distintos Barracones, en los cuales en uno vivían los guardias, otro era una cárcel – una cárcel, dentro de una cárcel-, cuando estaban en ese edificio número 10, eran torturados encerrándolos en un espacio en el cual solo cabían parados, y así debían estar por vaya a saber uno cuantos días.

Barracones Auschwitz 1.

 

En sí el museo, me pareció interesante, a mi entender un poco morboso, por algunas cosas que muestran, pero bueno más allá de eso, la guía nos llevo corriendo por los lugares de Auschwitz I.

Luego de allí, nos dirigimos a Auschwitz II, o Birkenau, antes estos pertenecían al mismo predio, en este lugar terminó la visita, y se podía recorrer algo más si uno querría.

También en los grandes edificios que se muestran, había fotos de las personas que estuvieron allí, pertenencias, valijas, y demás objetos de valor. Recordar que los nazis les decían que iban a trabajar allí.

Las fotos que pude tomar en el tour, fueron muy a la pasada, ese día había muchísima gente por lo tanto no había tiempo para pausas.

Para tomar una cifra de la cantidad de gente aproximada que murió en este campo, digo aproximada porque a finales de la guerra, los nazis, intentaron borrar todas las evidencias, quemando papeles, y derrumbando cámaras de gas.

1.300.000 de muertos y alrededor del 90% fueron judíos.

Además como dice allí, eran polacos, gitanos, prisioneros de guerra, y otros de distintos grupos étnicos.

Cuando eran llevados a las cámaras de gas, eran engaños pensando que iban a bañarse, así encerraban a todos, y luego de que actuase el Zyclon B ( un pesticida que contenía ácido cianhídrico) recogían sus cuerpos y los trasladaban a una sala crematoria. Las personas encargadas de esta tarea, también eran prisioneros, que pertenecían a un grupo denominado ‘Sonderkommando’. Según nos contó la guía, en repetidas ocasiones esta gente debía cargar el cuerpo de su mujer, hermano, madre, padre, hijo. Es realmente impensado.

Restos de latas de Cyclon B

 

Crematorio

Después de recorrer Auschwitz 1, nos dirigimos en un colectivo gratuito que brinda el tour, hacia Auschwitz 2 o Birkenaua

Entrada a Auschwitz 2, o  Birkenau.

Los prisioneros dormían en un pabellón que fue diseñado pensando en un establo, sobre una tabla de madera dormían tres personas, en estas terribles condiciones vivían.


Como les decía anteriormente, al final de la guerra, quisieron destruir todo tipo de evidencia que puedan traerle problemas, la siguiente foto, es una ruina de una cámara de gas, perteneciente a Birkenau o Auschwitz 2.

En estas cámaras de gas, morían miles de personas al día.

Por ultimo, las vías que unían, los campos entre si

 

Como resumen, decir que vale la pena visitarlo, mi recomendación seria no ir los domingos, porque hay mucha gente, y la guía nos lleva muy rápido, y explica cosas muy a la ligera. Si es que pueden ir un día de la semana sería muy provechoso.

ES IMPORTANTE CONOCER LA HISTORIA, PARA NO REPETIR LOS ABERRANTES HECHOS QUE SE COMETIERON EN EL PASADO.

Decir que esta entrada se realizó con el mayor respeto a todas las victimas, y a sus familias.

Espero no ofender a nadie, solo fue con motivo informativo.

Saludos

Suscríbete gratis al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pedro

2 Comments

  1. perdona…..pero he leido el comentario entero….y en una sola parte…me suena que fallas……te parece MORBOSO…..o es dejar evidencia…….eterna de lo que ciertos hombres han sido capaces.. perdona es un simple comentario….he estado en YASH VASHEN o sea el museo del holocausto en Israel…..y es demasiado grafico….pero logre entenderlo……tiene que ser asi….sino dentro de 50 años pensaran que ni siquiera existio…

    • Gracias Patricia por tu observación, cuando hablo de morboso, no es por la visita al lugar en sí, sino porque hay algunas cosas que muestran que no me parecieron muy necesarias. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *